Plato de ducha o bañera ¿Qué es mejor?

¿Plato de ducha o bañera? la eterna pregunta. Te contamos las ventajas que tiene cada uno para ayudarte a decidir. Baño o ducha, tú decides.

Cuando uno se encuentra ante la reforma de una casa y llega a la parte del baño, hay un eterno debate. Pongo platos de ducha o mejor dejamos la bañera. Sin duda es una buena pregunta, y es que es cuestión de gustos, ya no sólo por lo estético sino también por el uso que le vayamos a dar.

Hay gente que prefiere llegar a casa y darse una ducha rápida, pero en cambio los hay que eligen la opción del baño relax. Por economía familiar y por salvar al planeta, mejor nos decantamos por los platos de ducha, ya que lo que supone llenar una bañera es una cantidad ingente de litros de agua, que nos podríamos ahorrar si elegimos la opción ducha rápida.

Es cierto que tira mucho eso de tumbarse en la bañera, que pase el tiempo mientras estás en remojo, pero si te paras a pensar… ¿Cuántas veces lo hacemos? El día a día nos lleva a unos ritmos que muy de vez en cuando nos podemos permir el lujo de darnos un baño de espuma, mientras que duchas, son más socorridas, tanto por el ahorro de tiempo como de agua.

En cuánto al diseño, un buen plato de ducha de piedra natural, plano, con una buena mampara, cambia por completo la percepción de nuestro baño, ganamos espacio, sensación de amplitud y la gran variedad de piedras y colores es tan amplia que nos podemos permitir jugar con un montón de combinaciones que dan un aspecto espectacular a nuestro baño.

Te animamos a que te pases por nuestra galería de platos de ducha y promociones, dónde verás que hay platos de muy buena calidad a un precio asequible.

Los platos de ducha permiten un mejor acceso que las bañeras, son mucho más seguros, en personas de avanzada edad evita muchos disgustos, ya que las bañeras provocan demasiados accidentes domésticos por la dificultad de su acceso.

5 razones para poner un plato de ducha

Ahorrarás mucha agua (y dinerito).
Ganarás espacio en tu baño.
Tendrás más comodidad.
Son mucho más bonitas y modernas (para muestra, un botón).
Te saldrá más barato. Pregúntanos.

Desde aquí te animamos a que cambies tu bañera por un plato de ducha, verás como no hay color. Echa un vistazo a nuestro catálogo, seguro que hay alguno que te gusta. Si estás pensando en algo diferente, ponte en contacto con nosotros, seguro que podemos ayudarte.