¿Piedra Natural o Silestone? Diferencias y ventajas

Esta es una de las preguntas más repetidas a la hora de elegir por ejemplo una encimera para la cocina. ¿De qué la pongo de piedra natural o Silestone?

Al final los factores por los que se toma esta decisión son: la calidad, la estética, la resistencia y el precio. Normalmente es en lo que se fija la mayoría de consumidores para decantarse por un producto u otro.

Estamos comparando un material como la piedra, que es totalmente natural con el Silestone que es un material sintético. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes.

El Silestone, al ser un compuesto sintético tiene un gran abanico de posibilidades en cuánto a gama de tonalidades, brillos… La piedra natural no se queda atrás, la gran variedad de materiales proporciona también un amplio surtido de colores.

Es cierto que cuando vas a una exposición para elegir la encimera, si es de Silestone, podrás llevarte a casa una que sea muy similar a la que tienen expuesta, ya que al ser sintético las pueden fabricar por modelos exactos, en cambio la piedra natural, al no ser sintética, es como se extrae de la tierra, con sus vetas, sus colores, no hay dos iguales.

Al final el uso, la calidad y la resistencia son los factores clave, y ahí es dónde la piedra natural tiene su poder. Las encimeras de la cocina, están constantemente expuestas a cambios de temperatura, a gran desgaste, golpes, roces.

Al final es algo que se usa constantemente y por lo tanto debemos elegir un material que nos proporcione la seguridad que nos va a durar mucho tiempo, ya que es algo que no nos podemos permitir cambiar cada dos por tres.

La piedra natural, soporta fuertes golpes sobre su superficie, podemos poner objetos calientes encima que no nos dejarán ninguna marca, al contrario del Silestone, dónde si nos dejamos un objeto recién salido del fuego encima, nos podemos encontrar con la nada agradable sorpresa de la marca para siempre de una sartén u olla.

La piedra natural es reparable, en caso de que pudiera sufrir algún desperfecto, el Silestone no, por lo tanto habría que invertir en una encimera de nuevo.

La piedra natural, con el paso del tiempo no varía su estética, mantiene todas sus propiedades, mientras que el Silestone, se suele matizar y perder sus brillo inicial.

El precio es otro factor importante, normalmente el material sintético, la marca que hay detrás encarece el producto.

En Aresan somos expertos en el trabajo con todo tipo de piedra natural, así que si tienes cualquier duda al respecto, puedes ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

Os dejamos algún ejemplo de encimeras fabricadas con piedra natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *