¿Qué es la piedra natural?

Los diseños en piedra natural, y este material en sí, tienen muchísimas opciones en cuanto a la decoración y la realización de diferentes productos. La gran resistencia que ofrece y la amplia variedad de acabados y estilos, hace que sea una de las opciones más interesantes en todo tipo de proyectos, tanto a nivel de reformas como de obra nueva, y de exteriores como de interior.

Sin embargo, hay mucha gente que no sabe qué es exactamente la piedra natural, cuáles son sus principales características y cómo se trabaja para conseguir los grandes resultados que nos da un material de este tipo. Para ayudaros en todo lo posible, desde Aresan queremos contaros hoy qué hay detrás de una fábrica de piedra natural y cómo la tratamos para después ofrecer todos nuestros servicios.

Como su propio nombre indica, las piedras naturales son aquellas que no tienen ningún aditivo artificial, sino que se extraen directamente de la tierra y conservan sus propiedades y apariencia en el producto final. Únicamente lo que se hace es conseguir el material y tratarlo para darle la forma deseada; una vez moldeado, no se le incluye nada que afecte a su acabado final.

Como ejemplos típicos de estos materiales, que se suelen usar muy a menudo, están el granito, el mármol o la pizarra. Son alguno tipos de piedras naturales que podemos encontrar incluso en cualquier paseo por la sierra.

Su adquisición no es muy complicada, el verdadero secreto está en saber tratarla de manera correcta, y con el talento suficiente como para conseguir, por ejemplo, platos de ducha en piedra natural que hagan de tu baño un sitio de película.

Propiedades de la piedra natural

Este tipo de material puede ser muy duro en relación a otros que se ofrecen en el mercado, y que no tienen las mismas características, sino que están hechos de diferentes compuestos químicos artificiales. Esa dureza depende del tipo de piedra que se emplee; por ejemplo, la piedra caliza tiene un nivel de resistencia de 3 sobre 10, mientras que la del granito es de 6,5.

Otra de las propiedades interesantes es la llamada ‘expansión térmica’, es decir, cómo llegan a repartir el calor dependiendo del tipo de piedra en cuestión. Esa distribución de la masa calorífica varía mucho dependiendo de las características del mineral.

Por último, los tipos de piedras también se pueden catalogar dependiendo de su tolerancia a los ácidos. Es decir, según su composición, tolerarán mejor el contacto con estos, y se deshará más piedra o menos.

Por ejemplo, el granito tolera muy bien el contacto con los ácidos, por lo que soporta muy bien su erosión y no se pierde casi piedra por el camino. Sin embargo, el mármol pierde mucho peso propio si entra en contacto con estas sustancias.

¿Quieres saber más sobre qué es la piedra natural? ¿Te gustaría conocer todo lo que estos materiales pueden aportar en tu casa o construcción? Ponte en contacto con nosotros y te contaremos sin compromiso lo que un especialista en este material puede hacer por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *